¿Eres PAS?: ¿PAS? ¿Qué es ser PAS?

Índice
2. La vida de las personas PAS
2.6. Veámoslas una a una.

 ¿Eres PAS?: ¿PAS? ¿Qué es ser PAS?

 

Una persona PAS, es una Persona Altamente Sensible. Las PAS tienen un sistema neurosensorial más desarrollado que la mayoría de las personas, motivo por el que reciben y procesan mucha más información sensorial de manera simultánea que el resto de la población (con todas las implicaciones positivas y negativas que esto supone).

Diversos biólogos han constatado que este rasgo innato del carácter está presente en más de 100 especies animales y que ha persistido en los humanos porque ofrece ventajas de supervivencia en situaciones en las que prestar una gran atención puede ser crucial o muy valioso (a priori, ser más perceptivo, disponer de mayor actividad sensorial, tener la capacidad de comparar informaciónpercibir sutilezas, elaborar pensamientos en profundidad para tomar decisiones adecuadas… habilidades fundamentales para garantizar la supervivencia y el desarrollo propio y de la especie).

 

 

En los años 90 la psicóloga Elaine Aron acuñó por primera vez el término PAS,  desde entonces se han seguido llevando a cabo investigaciones en diversos ámbitos, pasando desde la neurología, la genética y la psicología, que confirman científicamente la existencia de este rasgo innato del carácter en un 15-20 % de la población (tanto en hombres como en mujeres), un rasgo que no debe confundirse con ser hipersensible, susceptible, tímido o introvertido.

 

 

La vida de las personas PAS

 

Pese a que las investigaciones científicas sobre las PAS son sólidas, entre la población general todavía hay un gran desconocimiento sobre su existencia, sobre cómo son y cómo es su vida.

Las personas altamente sensibles perciben el mundo de forma amplificada, viviendo de forma más rica, de manera más intensa y con gran emotividad en su sentir, conectando de forma profunda con el arte, la música o la naturaleza. Por lo general, muchas personas son PAS sin saberlo y eso puede hacerles sentir bichos raros al no tener personalidades comunes en comparación a la sociedad.

En su día a día hay elementos que los perturban mucho, pues les afectan más que al resto de la población. Al tener mayor sensibilidad y capacidad empática, son capaces de amplificar su consciencia y eso hace que no entiendan ni soporten los conflictos, la violencia, la competitividad, el sufrimiento ajeno, las injusticias, la agresividad… y por ende, intenten llevar una vida serena, amorosa y pacífica.

 

Por otro lado, en muchas ocasiones se abruman en lugares muy concurridos o ruidosos, ya que les afecta mucho el estrés del entorno, los cambios repentidos, la cantidad de información abrupta (entre otros aspectos). Es por ello que necesitan encontrar sus propios espacios personales para reequilibrarse y estar en soledad, sin ruidos y en silencio…

 

 

Las personas altamente sensibles en ocasiones pueden parecer tímidas, pero no lo son, lo único que sucede es que los PAS son muy observadores, receptivos y eso surge y se manifiesta de forma innata y distinta al resto. Dentro de las características que encontramos en ellos, podemos destacar las más importantes, o al menos, todas las que debe cumplir para ser considerada PAS según Elaine Aron (que resumió en el acrónimo D.O.E.S: Deep processing, Overstimulation, strong Emotions y Sensitive to subtleties). Estas características son: profundidad del procesamiento, gran empatía y emocionalidad, sensibilidad a las sutilezas y sobreestimulación o saturación.

 

Veámoslas una a una.

 

1. Profundidad de procesamiento: hace referencia a la realización de análisis profundos sobre pensamientos y reflexiones de vida, donde la persona evalúa minuciosamente y de forma detallada la información sobre hechos pasados así como circunstancias presentes, antes de tomar decisiones o pasar a la acción. Esta característica es innata y no voluntaria, es decir, las PAS tienen una tendencia bastante marcada para procesar toda la información que reciben mediante diversas vías de manera intensa y profunda, lo que hace que sean personas que también reflexionan en profundidad los temas para comprenderlos bien, que sean perfeccionistas y muy creativos, manifestando incluso la capacidad y/o habilidad para relacionar ideas aparentemente inconexas.

 

2. Gran emocionalidad y empatía: Gracias a  diversos estudios relacionados con la neurociencia y por supuesto, a la tecnología de la resonancia magnética funcional (fRMI), hoy sabemos que en las PAS el hemisferio derecho registra más actividad de lo normal, especialmente en las zonas de la amígdala y el lóbulo frontal. En este hemisferio es donde se encuentran ubicadas nuestras emociones, sentimientos y la creatividad. Estoy estudios han sacado a la luz que las PAS son personas que manifiestan una mayor empatía (capacidad de ponerse en el lugar de los otros, sentir su dolor, etc).

 

Asimismo, también se ha observado que su cerebro tiene más neuronas espejo* y que estas presentan más actividad de lo normal (*se denominan neuronas espejo a cierta clase de neuronas que se activan cuando alguien ejecuta una acción y otra persona observa esa misma acción al ser ejecutada por otro, activando las neuronas espejo que al «reflejar» el comportamiento del otro el observador siente como si el mismo estuviera realizando la acción. De allí su nombre de «espejo»).

 

 

3. Sensibilidad a las sutilezas: las personas PAS tienen gran capacidad de percibir una mayor cantidad de detalles y sutilezas que para la mayor parte de la población pasa de forma desapercibida . Dentro de esas sutilezas que las personas altamente captan, podríamos hallar estímulos diversos, tales como: sonidos, olores, sabores, texturas, objetos en un lugar, expresiones y estados de ánimo en los otros, pequeños cambios en su entorno, entre otros. Asimismo, recordemos la intensidad con la que viven y sienten esos tipos de percepciones.

 

4. Sobreestimulación o saturación: Las PAS son personas más reactivas a los estímulos, independientemente de que sean de origen interno y/o externo. Dentro de esa sobreestimulación y/o saturación nos encontramos diversos estímulos como la luz, el ruido (especialmente todo lo estridente), conectar con el dolor (propio y/o ajeno), los olores, el hambre y las emociones. El hecho no solo de percibirlo sino de vivirlo con gran intensidad sumado al exceso de información que reciben y al procesamiento profundo de esta información, son factores que a menudo las sobreestimulan y las saturan. Es por ello que nos encontramos con que los PAS se abruman fácilmente, ya que sienten todo intensamente y a niveles insospechados. De la misma forma, es normal que se sientan sobreestimuladas cuando las cosas son demasiado intensas, novedosas o caóticas durante mucho tiempo y que eso les genere un desgaste emocional a la larga, pudiendo aparecer ciertos sentimientos negativos, de soledad y/o cansancio (no sólo emocional sino físico) consecuencia de tal desgaste.

 

 

Te invito a ahondar un poquito más en el mundo de las Personas Altamente Sensibles, pues ¡quizás seas una de ellas o puedas conocer a alguien que lo sea! Y con esto no solo aprender o autoayudarte, sino lograr ayudar a otros no sólo mediante el acompañamiento terapéutico (o no, en caso de no ser terapeuta) sino desde la mera presencia y escucha activa. Dentro de los documentales que podrían interesarte, se encuentran

 

 

 

Sensibilidad al trasluz, (documental emitido por Crónicas, TVE):

https://www.rtve.es/alacarta/videos/cronicas/cronicas-sensibilidad-trasluz/3017002/ 

así como Alta sensibilidad (emitido este mismo año en el programa Noche de reporteros, Televisión Canaria):

https://www.youtube.com/watch?v=QLW7V5e6UjA

 

 

 

Si te ha gustado este artículo, ¡Compártelo!

Nunca sabes a quien o de qué manera puedes ayudar con tan sólo un gesto

 

 

Si te ha gustado, te invito a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que pueden interesarte

× ¿Hablamos?