Ir al Psicólogo: Mitos e Ideas Erróneas

Índice
1. Ir al Psicólogo: Mitos e Ideas Erróneas

Ir al Psicólogo: Mitos e Ideas Erróneas

 

1. No creo en la Psicología:

En la psicología no hay que creer: somos CIENCIA, no fe. Los psicólogos y psicólogas que ejercemos profesionalmente somos profesionales cualificados en el área de la salud mental (en nuestro caso) y al igual que existen médicos que atienden la salud física, nosotros nos encargamos de que se reestablezca la salud psíquica y emocional en el individuo.

 

 

2. “Los Psicólogos son para los locos, yo no estoy loco”:

Antiguamente, los centros de salud mental eran conformados por diversos sectores poblacionales con distintos cuadros psíquicos, eso hacía que muchos de ellos o al menos los de mayor gravedad, tuvieran que ser medicados y/o internados a lo largo de su proceso terapéutico. Eso llevó a confundir la psicología con la psiquiatría. Y ahora podrás preguntarte… ¿Qué diferencia existe entre un psicólogo y un psiquiatra? Veamos en qué difieren estas ramas científicas:

 Psicología: ciencia social y disciplina académica enfocada en el análisis y la comprensión del comportamiento/conducta humana y de los procesos mentales experimentados por individuos y por grupos sociales durante momentos y situaciones determinadas.

Psiquiatría: rama de la medicina que estudia el comportamiento bioquímico del cerebro, sin ocuparse generalmente del contenido emocional o experiencial de los pacientes. 

 

3. La terapia no soluciona mis problemas

Efectivamente, la terapia no soluciona tus problemas, ERES TÚ AL IR A TERAPIA el que encuentra por fin una infinidad de recursos y/o técnicas para enfrentar lo que te atormenta y resolver lo que te afecta. Ni los médicos, ni los psicólogos, ni tu vecino, ni nadie a tu alrededor excepto tú, podrás cambiar tu persona. La terapia al igual que el terapeuta, es un medio y/o vía profesional que encontrarás a lo largo de este sendero tan efímero que es la vida, para apoyarte en los momentos difíciles o ante circunstancias que no sepas cómo gestionar ni de qué manera sobrellevar. Si tu actitud e implicación es proactiva, positiva, de búsqueda de cambio y compromiso contigo mismo/a y tu proceso terapéutico, puedo asegurarte que SI, en este sentido, la terapia soluciona tus problemas.

 

4. ¿Para qué ir a terapia si puedo tomar medicamentos?

 

Nos hemos acostumbrado al “recurso fácil y rápido” para solventar lo que nos genera malestar, incluso llegando en ocasiones a automedicarnos. Debes saber que la función de los psicofármacos es reducir o paliar los síntomas, pero eso no implica eliminarlos. Si no te molestas en gestionarlos para erradicarlos… ¿de qué te sirve esconderlos? Se honesto/a contigo misma y enfrenta lo que te duele, si no lo haces, los síntomas seguirán apareciendo una y otra vez… cuestión de tiempo.

 

 

5. Los psicólogos sólo cobran por escuchar los problemas

En primera instancia y como es obvio, debo escucharte y atenderte para poder comprenderte y ayudarte, pero esto no sólo lo hacemos los psicólogos, también lo hacen otros profesionales, como tu médico o tu fisioterapeuta, cuando necesitan saber qué te ocurre o qué duele, para saber qué pueden hacer por ti y cómo y/o con qué pueden ayudarte.

Durante una sesión psicológica no solo escuchamos lo que dice el paciente, también analizamos su situación personal, su personalidad y sus necesidades particulares, para que puedan ser abarcadas y satisfechas en diversas consultas ante las cuales. Además, también preparamos material específico, en ocasiones realizamos pruebas o informes, entre otras tareas que realizamos. Como cualquier profesional, un psicólogo no trabaja gratis, ser psicólogo es su trabajo y debe cobrar por ello.

 

6. “Mis amigos son la mejor terapia”

 

Tener una red social de calidad es fundamental para vivir en nuestro entorno/contexto de forma más plena, pero el rol que puede ocupar un amigo o un familiar jamás es equiparable o comparable a un terapeuta. Los psicólogos nos hemos formado profesionalmente durante AÑOS de carrera.  Ser o creer ser  psicólogo no es “comerse” libros de psicología o autoayuda. Como hemos dicho anteriormente, la psicología es una CIENCIA.

 

 

7. No necesito un psicólogo, el tiempo lo cura todo:

Es cierto que el tiempo puede aportarnos cierta perspectiva y hacer que lo que nos duele pueda en cierta medida, quedar distante y atrás en el tiempo… pero no te engañes: el tiempo nada cura. Las heridas emocionales las sanas tu cuando trabajas en ellas, cuando te escuchas, cuando te permites reparar el daño que tú u otros ocasionaron en ti. El tiempo en si mismo, no tiene propiedades curativas: ponte manos a la obra y comienza de verdad a solucionar tus problemas o afrontar tus heridas activamente. El tiempo no es oro ¡es vida! no te la pierdas…

 

 

Si te ha gustado este artículo, ¡Compártelo!

Nunca sabes a quien o de qué manera puedes ayudar con tan sólo un gesto

 

 

 

Si te ha gustado, te invito a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que pueden interesarte

× ¿Hablamos?