Necesidades Humanas: ¿Conoces la Pirámide de Maslow?

Índice
4. ¿Qué tipo de necesidades existen?

Necesidades Humanas:

¿Conoces la Pirámide de Maslow?

 

Abraham Maslow fue un psicólogo estadounidense en cuya obra “Una teoría sobre la motivación humana”(1943), formula una jerarquía de necesidades humanas defendiendo que, a medida se satisfagan las necesidades más básicas (base de la pirámide), los seres humanos desarrollarán necesidades y deseos de mayor envergadura (cúspide de la pirámide). Dicho de otro modo: esta teoría nos habla de las motivaciones y necesidades humanas, de aquello que nos lleva a actuar tal y como hacemos.

Las necesidades de esta pirámide buscan el equilibrio y salud mental del individuo, haciéndose visible mediante una serie de procesos de búsqueda, es decir, de manifestaciones dirigidas hacia una autoactualización y autorrealización constante. Como psicólogo humanista que era, su idea se basaba en que las personas tienen un deseo innato de autorrealizarse y de ser lo que desean en el fondo ser, y para ello, tienen la capacidad más que suficiente para perseguir de forma autónoma sus objetivos (siempre y cuando se encuentren en un ambiente favorecedor para que se de este crecimiento personal). En cambio, los objetivos y/o metas pueden diferir según en qué momento de su vida se encuentre el individuo, pues, para aspirar a grandes metas, primero han de haber cubierto sus necesidades más básicas. 

 

Pero… ¿Cómo es la pirámide?

¿Qué tipo de necesidades existen?

Dentro de la Pirámide de Maslow, nos encontramos con cinco niveles o categorías, siendo estas las Necesidades Fisiológicas, de Seguridad, de Afiliación (Sociales), de Reconocimiento (Estima) y de Autorrealización.

 

 

Como hemos podido observar en la imagen anterior, las necesidades comienzan siendo más básicas en su base y finalizan con la más compleja autorrealización del individuo. Respecto a este hecho, Maslow realiza una distinción entre necesidades “Deficitarias” (fisiológicas, de seguridad, de afiliación, de reconocimiento) y de “Desarrollo del Ser” (autorrealización). Veamos una a una en qué consiste exactamente las necesidades del ser humano que pone de manifiesto esta teoría.

 

Primer Nivel: Necesidades Fisiológicas

 

Son las necesidades más básicas y cruciales, pues incluyen la necesidad vital de la especie humana (supervivencia), siendo además de orden biológico e instintivo. Ejemplos de necesidades fisiológicas podrían ser la necesidad de comer, dormir, respirar, tener refugio, practicar sexo…, en definitiva, necesidades que dan cobertura a los procesos biológicos fundamentales y que mantienen el estado de homeostasis (equilibrio) en el organismo. Para este autor, el individuo necesitará cubrir estas necesidades antes de poder pasar a un siguiente nivel, por lo que su objetivo será cubrirlas en primera instancia.

 

Segundo Nivel: Necesidades de Seguridad

 

En este nivel nos encontramos con necesidades que también requiere el individuo para su supervivencia, estando orientadas en esta ocasión a sustentar y/o tener una seguridad personal, sentir protección, establecer un orden y manifestar estabilidad en su vida. Dentro de este nivel, encontraríamos la seguridad física, estabilidad laboral y económica, manifestar un estado de salud adecuado, apoyo familiar, etc.

 

Tercer Nivel: Necesidades de Afiliación

 

Para Maslow, esta necesidad puede observarse en conductas donde el individuo busca erradicar su sentimiento de soledad y por ende, aparece su necesidad de sentir vínculos afectivos con otras personas. Dentro de los muchísimos ejemplos de necesidades de afiliación, encontramos el deseo de tener pareja, ser parte de algún colectivo y/o comunidad, casarse, tener una familia, etc

 

Cuarto Nivel: Necesidades de Reconocimiento

 

Las necesidades de reconocimiento también son llamadas necesidades de estima, y tienen que ver con la manera en la que valoramos y somos valorados por otros. Las necesidades de reconocimiento favorecen al desarrollo y fortalecimiento de nuestro amor propio (autoestima), así como favorece el reconocimiento de nuestros propios logros y el respeto hacia el resto de la sociedad. Cuando un individuo es capaz de sentirse seguro de sí mismo, lleva consigo la idea intrínseca de que es un ser valioso para la sociedad y que puede aportar muchísimo a ella y a sus semejantes, sin embargo, cuando estas necesidades no se encuentran satisfechas, la persona puede sentirse sin valor alguno o inferior a otros.

Abraham Maslow distingue dos tipos de necesidad de reconocimiento diferentes entre sí: una necesidad inferior (incluirá necesidad de atención, fama, reputación, estatus…) y otra superior (implicará la autoconfianza, el respeto de sí mismo, la independencia, la libertad, el logro…)

 

Último Nivel: Necesidades de Autorrealización

 

Finalmente y en el más alto nivel, hallamos las necesidades de autorrealización y con ellas, el desarrollo de las necesidades internas (el desarrollo espiritual, moral, la búsqueda de una misión en la vida, la ayuda desinteresada hacia los demás, etc). Llegados a este punto, nos encontramos con que las necesidades de autorrealización pertenecen al rango de la jerarquía más difícil de definir, debido a que cada individuo es completamente diferente y posee necesidades diversas y personalizadas en cuanto a su propia realización personal, y por consiguiente, no cabría incluir acciones concretas y esporádicas, sino una consecución de acciones que implicarían períodos relativamente largos en el tiempo…

 

Pese a la existencia de diversas críticas respecto a la Pirámide de Maslow, investigadores de la Universidad de Illinois pusieron a prueba esta teoría y sacaron los resultados a la luz el pasado 2011, concluyendo que la satisfacción de las necesidades de la pirámide correlacionaba con la felicidad de la persona. Asimismo, la teoría Maslow ha trascendido tanto, que ha tenido repercusión más allá de la psicología, siento importantísima y estando presente en el mundo empresarial (especialmente en el ámbito de los recursos humanos y específicamente, en el marketing y publicidad).

 

Y tú, ¿En qué Nivel estás de la Pirámide?

 

 

Si te ha gustado este artículo,

¡Compártelo!

Nunca sabes a quien o de qué manera puedes ayudar con tan sólo un gesto

 

 

 

Si te ha gustado, te invito a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que pueden interesarte

× ¿Hablamos?